Principal Contacto Sitemap

Herramientas del Arte

Relecturas

Relecturas

Inmersos en la producción cultural, en la reflexión teórica, en la práctica artística… no siempre reparamos en la estructura que subyace bajo estas producciones, reflexiones y/o prácticas. El cuestionamiento del medio nos retrotrae a una serie de preguntas esenciales, que continúan no tanto sin respuesta como sí siguen generando cuestiones sin cesar. De modo que su verdadera naturaleza no es contestar, sino seguir planteando esas u otras cuestiones; su única razón de ser.

Daniel G Andújar responde a Zehar

¿Cómo organizas desde tu práctica “educativa” la producción de conocimiento y la experiencia compartida?

Para mí la práctica artística y los procesos de generación de conocimiento van enlazados de forma muy intensa a procesos de transmisión de información como parte de un mismo proceso cultural colectivo. Un mundo tremendamente complejo como al que nos enfrentamos, pero intensamente conectado, necesita de procedimientos complejos de colaboración y de una didáctica del hecho colectivo. Nuestra sociedad, economía y cultura están construidas sobre intereses, valores, instituciones y sistemas de representación que, en general, limitan la creatividad, confiscan y manipulan el trabajo del artista y desvían su energía hacia la confrontación estéril y el desaliento.

Interesada en poner en evidencia estas configuraciones del poder, la práctica del arte debe de establecer mecanismos de relación social que ayuden a asegurar su impacto a largo plazo y permitan trasladar su discurso mas allá de los confines restringidos al público del arte y la propia institución. No puede limitarse simplemente a airear los grandes interrogantes de lo humano y lo divino -ni obedecer a estrategias puramente estéticas o de mercado-, sino que debe comprometerse en un proceso social y político que busca cambiar las reglas del juego descubriendo métodos de trabajo y colaboración – muy a menudo con otros individuos o colectivos sociales- para demandar ese cambio tan esperado. Este cambio ha de comenzar redefiniendo el papel del artista en la sociedad, aún dentro de su especificidad. Entiendo que este proceso ha de ser comunicado y compartido, por ello no entiendo una práctica artística de la que se diferencien los aspectos formales de la misma y los supuestamente didácticos o educativos. El concepto original ha de formar parte de una misma idea de conjunto donde el workshop y la exposición pública son parte de un mismo fin.

El espacio de trabajo del artista es a su vez un conjunto de espacios, no necesariamente físicos ni unidos, donde se trabaja, se investiga, se celebra, se escucha, se visita, se consulta y se intercambia, se reúne y/o se discute como parte de un sistema complejo. Se impone un proceso de ruptura de la clásica concepción de enseñanza artística a otra de carácter procesual, analista, informadora, crítica o activista en una realidad y lógica contestación a la situación en que se encuentra ahora mismo. Una experiencia abierta donde compartir, aprender o contribuir, donde la idea de espacio social abierto y de experiencia colectiva sea posible, haciendo un especial énfasis en esa idea horizontal de intercambio, colaboración y de experiencia desjerarquizada.
El acceso a la información es fundamental para la generación de conocimiento.

Compartir:
  • Meneame
  • Technorati
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • YahooMyWeb
  • e-mail

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

. 08 Ene 08 | Daniel G Andújar


¿Si quieres comentar?


FireStats icon Con la potencia de FireStats