Principal Contacto Sitemap

Herramientas del Arte

Relecturas

Relecturas

Inmersos en la producción cultural, en la reflexión teórica, en la práctica artística… no siempre reparamos en la estructura que subyace bajo estas producciones, reflexiones y/o prácticas. El cuestionamiento del medio nos retrotrae a una serie de preguntas esenciales, que continúan no tanto sin respuesta como sí siguen generando cuestiones sin cesar. De modo que su verdadera naturaleza no es contestar, sino seguir planteando esas u otras cuestiones; su única razón de ser.

¿Es posible siquiera imaginar…?

Do not cross

Rogelio López Cuenca. Revista Lápiz 237/238

PROYECTOS: “El artista ante sí mismo”.
Los artistas reflexionan sobre su quehacer y su posición en el mundo

Las prácticas artísticas, como parte de la industria general de la comunicación, se encuentran en el centro de las formas de trabajo propias del capitalismo posfordista. En una economía cuyo pilar principal es el consumo, el arte y la cultura, fabricantes de mercancía y acontecimientos espectaculares, son formidables dispositivos de producción y reproducción de ideología y legitimación del status quo, el mecanismo ideal de control social full time – la fuerza bruta hoy ya se ejerce sólo en caso de que la chusma pretenda saltar la valla o pasarse de la raya. Pocas veces. Lejos siempre.

Es más, la situación laboral tradicional del artista (precariedad, arbitrariedad, flexibilidad extrema del tipo de explotación) se ha convertido en el paradigma: ahora somos un poco artistas todos, con un pie permanentemente puesto en la marginalidad y la exclusión. Del nomadismo a la homelessness.

Por su parte, el Mercado y el Estado se han apropiado del arsenal retórico del arte crítico del siglo pasado (desde el feminismo a la ecología) mientras la publicidad comercial ha saqueado a fondo la panoplia formal de las vanguardias: recursos otrora desafiantes y hasta revolucionarios, hoy conforman el paisaje interminable de continuas “provocaciones” que son el marco permanente de nuestra experiencia.

A su vez, esa misma lógica publicitaria se ha adueña, cómo no, de las más vistosas y mediatizadas producciones “artísticas”: “emblemáticos” edificios, obra de arquitectos superstar que hacen de emblema de marcas comerciales (o de ciudades-marca, siempre en pugna en el mercado global de las imágenes) a la vez que los patrocinadores dan un paso adelante y se convierten en los verdaderos protagonistas. No se trata ya de que Coca Cola o Saatchi compren obras de arte y hagan una colección a fin de utilizar publicitariamente el hecho. Ahora Carolina Herrera o Vuitton directamente encargan un anuncio camuflado de arte público o un escaparate a un artista de actualidad.

Los distintos eventos culturales (las inauguraciones de museos y centros de arte, de eventos de arte público, Bienales, Forum, Expos, Capital Cultural y Noche en Blanco…) devenidos plataforma ideal de propaganda (la campaña electoral es permanente) de los políticos en el poder –a la vez que ocasión de operaciones de, digámoslo suavemente, “transformación” urbana, todo bajo una coartada cultural que instaura un verdadero estado de excepción político. Los artistas acuden, entusiastas, sin el menor atisbo de crítica, a tomar parte activa, ya sea en la destrucción del territorio, en el city marketing o en el trueque de la polis por el circo.

¿Es posible siquiera imaginar otro escenario? Probemos a desbordar la división del trabajo impuesta en este campo (críticos-gestores-comisarios, por un lado, y artistas-productores por el otro) y a ensayar procesos menos autoritarios, más participativos y colaborativos, estrategias que obliguen a la institución Museo -y herederos, derivados y asociados- a retomar su rol originario: su papel cívico, republicano, ligado a la educación, a la emancipación. Sólo así, me parece, podemos intentar dibujar otros mapas, escribir otra historia… y que no se nos caiga la cara de vergüenza.

Compartir:
  • Meneame
  • Technorati
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • YahooMyWeb
  • e-mail

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

. 03 Feb 08 | Rogelio López Cuenca


¿Si quieres comentar?


FireStats icon Con la potencia de FireStats