Principal Contacto Sitemap

Herramientas del Arte

Relecturas

Relecturas

Inmersos en la producción cultural, en la reflexión teórica, en la práctica artística… no siempre reparamos en la estructura que subyace bajo estas producciones, reflexiones y/o prácticas. El cuestionamiento del medio nos retrotrae a una serie de preguntas esenciales, que continúan no tanto sin respuesta como sí siguen generando cuestiones sin cesar. De modo que su verdadera naturaleza no es contestar, sino seguir planteando esas u otras cuestiones; su única razón de ser.

“Si el arte es coartada privilegiada para el dominio, también es espacio de resistencia” Rogelio López Cuenca

 

Javier HONTORIA elcultural.es


 

 

Rogelio López Cuenca. Foto: Elo Vega

 

 

Han pasado siete años desde su última exposición madrileña pero Rogelio López Cuenca no ha cambiado mucho. Cambian las pequeñas cosas pero el espíritu es el mismo. Desde el próximo sábado, su obra última se podrá ver en la galería Juana de Aizpuru.

Desde que presentó en su galería madrileña los trabajos pertenecientes a su proyecto El paraíso es de los extraños, Rogelio López Cuenca no había vuelto a exponer en una galería comercial. Y de eso han pasado ya casi siete años. Ha participado en bienales (Estambul, Canarias…) yproyectos de otra índole pero el circuito comercial parece haber sido relegado a un lugar secundario. Dice haber estado centrado en otro tipo de trabajos, “más vinculados si no directamente a la enseñanza, sí a la investigación y al intercambio de información, de conocimientos, en procesos que no siempre culminan en exposiciones al uso”. Se muestran en su regreso a Juana de Aizpuru trabajos relacionados con dos de los proyectos en los que ha trabajado en los últimos años, Málaga 1937 y Mappa di Roma. “Son proyectos de largo recorrido, trabajos en colaboración, realizados a partir de talleres con estudiantes y especialistas de diferentes disciplinas sociales, historiadores, filósofos, arquitectos y también artistas; trabajos muy ligados a lugares específicos y a la memoria colectiva de esos lugares, sobre todo ciudades, pero también periodos históricos concretos.”.

-¿En qué consisten estos proyectos?
-En 2004 la Diputación Provincial de Málaga decidió erigir “un monolito” (sic) a la memoria de las víctimas de la huída de Málaga a Almería en 1937, un pasaje mal conocido, poco estudiado e interesadamente oscurecido por la Historia, debido al interés por pasar por alto los aspectos poco heróicos que concurren en el episodio. Así surge Málaga 1937. Tras una serie de negociaciones se logró transformar el objetivo originario en parte de un proyecto más amplio de recuperación de la memoria colectiva.
» Por otro lado, Mappa di roma es un proyecto en torno a la memoria y la desmemoria, a partir de la idea de la “ciudad eterna”, del espacio turístico como territorio de la supresión de la complejidad del lugar y del turismo como no-experiencia, centrándonos en la investigación de un momento específico, ambiguo, incómodo, de la historia de la ciudad: 1977 y los movimientos sociales y políticos que entonces tienen lugaren Italia en ese momento y cómo se encarnan en espacios concretos de la ciudad de Roma … y en cómo la Historia suprime esa riquísima complejidad, esa extraordinariamente fecunda variedad de experiencias cancelándola tras el estigma de la violencia política, del terrorismo y la etiqueta “años de plomo”.

La memoria interesada
- La lectura de la memoria histórica da quebraderos de cabeza a más de uno…
-La lectura del pasado obedece en cada época a su interpretación como justificación del presente: los ideales (y los más prosaicos intereses que ocultan) de los grupos dominantes reconstruyen la Historia en beneficio propio. Así, no se trata sólo de la construcción de legitimidades simbólicas sino de explotación contante y sonante: pensemos en la extraordinaria proliferación de pastiches pret-à-porter diseñados ex profeso y empaquetados para el consumo turístico. Desde 2003, en que se inauguró el Museo Picasso de Málaga, trabajo en un archivo sobre el aplastamiento de la ciudad bajo el rodillo del alucinante fenómeno de la “picassización” de Málaga -y su contrapartida, la “malagueñización” de Picasso.

- Cuál es la aportación de Santiago Cirujeda en Málaga1937?
-A la hora de construir un espacio físico era indispensable la colaboración de un estudio de arquitectura. Las “recetas urbanas” del estudio de Santi y su propuesta de un modo de hacer doméstico, accesible, democrático, antiheróico, son ya una renuncia y una denuncia de la retórica monumental habitual. Son un muestrario de alternativas reales tanto al derroche de nuevo rico de los escandalosos proyectos de las superstars como al patético adocenamiento ambiente de la arquitectura de diario de nuestras ciudades.

-En esta muestra en Juana de Aizpuru se verán secuencias de imágenes estáticas y por vídeos. Son soportes ya familiares para el artista. Lo que sorprenderá al espectador es la desaparición del lenguaje, pilar básico sobre el que se ha alzado su obra durante años. ¿Puede haber un cierto escepticismo ante el lenguaje?
- Se trata de una alusión directa a la necesidad de una lectura detenida de las imágenes y una denuncia del progresivo fenómeno de “desalfabetización” provocado por la falta generalizada de competencia para descodificar los lenguajes visuales, que son precisamente los dominantes en las sociedades occidentales. Una situación reforzada además por la fascinante seducción de la velocidad y de la tecnología. Así, un cierto grado de escepticismo siempre es recomendable y saludable.

El sistema del arte
- Tengo la impresión de que tener que exponer su trabajo tal y como dicta el sistema cultural le resulta a usted un incordio, un lastre…
- Las piezas que se exponen son habitualmente extraídas del contexto de un proyecto concreto y que resultan incomprensibles una vez aisladas en esa nueva situación, ya que al mostrarse de ese modo tienden automáticamente a ser contempladas como una pintura o una fotografía del modo más tradicional, es decir, atendiendo a sus cualidades técnicas, buscando en la excelencia de su fábrica la razón de su presencia en el museo… algo que evidentemente no tienen, ya que esa no es su razón de ser. Éste ha sido el caso de algunas piezas, no de todas, desgajadas de las dos últimas exposiciones realizadas en galerías. Al mismo tiempo, creo que las obras deben aspirar a tener una vida, una circulación, una visibilidad pública y que la exposición en una galería (que era el método tradicional, antes de pasar a una colección privada o a un museo. o de regreso al estudio del artista) es un periodo de tiempo demasiado breve. En este sentido, internet ofrece la posibilidad de accesibilidad permenente a estos trabajos. La propiedad privada de un objeto no tiene que dificultar la circulación de su imagen.

-¿Puede un artista hoy vivir al margen del circuito instaurado por el mercado?
-Lo cierto es que si hace uno las cuentas, la mayor parte de los ingresos no procede de la venta de obras sino de otros trabajos, textos, conferencias. una actividad que comienza siendo periférica y acaba deviniendo básica. Y no es que se dedique uno a hablar de su trabajo sino que este “hablar”, o escribir, se han convertido en parte, y una parte muy central, del trabajo. Otro asunto siempre postergado es el de los honorarios de los artistas ¿para quién trabajamos? ¿quién se beneficia de ello? ¿quién debe pagarnos? Una vez más, la imagen de una muy corta nómina, pero muy poderosa, de artistas de éxito comercial sigue impidiendo la consideración de la precariedad en que vive la mayoría.

-¿Cuál es, entonces, para Rogelio López Cuenca, el lugar del arte hoy, su escenario idóneo?
-El capitalismo postfordista otorga a la cultura una centralidad inédita como mecanismo de control social: museos, centros y eventos de arte, capitales culturales, bienales, expos, forums. el arte no ha estado nunca tan evidentemente politizado: coartada privilegiada para el dominio, es por lo tanto también un espacio de resistencia fundamental.

-Muchos le habrán preguntado qué hay de artístico en todos estos trabajos…
-La diferencia con otro tipo de aproximaciones más ortodoxas radica en la transdisciplinariedad, en la transversalidad de las prácticas artísticas, en que no obedecen sino a una lógica poética, polifónica, dialógica, de miradas múltiples, contradictorias incluso, en el espacio central reservado al lector, en el carácter experimental del tipo de narración que se ensaya.

-¿Y no le resulta difícil mantenerse en el prisma del arte, no perder la perspectiva?
No si entendemos el lugar de las prácticas artísticas como un espacio-tiempo móvil, transversal, en permanente diálogo y en continua redefinición, y sobre todo, nunca localizando el limbo de la supuesta “conciencia externa” sino en el interior de las dinámicas sociales, económicas, políticas. sometido a ellas y en lucha con ellas.


Compartir:
  • Meneame
  • Technorati
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • YahooMyWeb
  • e-mail

Tags: , , , , , , , ,

. 15 Ene 08 | Rogelio López Cuenca


¿Si quieres comentar?


FireStats icon Con la potencia de FireStats